Fiódor Dostoyevski.
Cuando uno tiene la íntima convicción de que podría ayudar al esclarecimiento de la verdad, le es imposible contenerse.

Deja un comentario